.

Durante casi una década, las antiguas construcciones de Cerro Guido fueron restauradas y rediseñadas para alojar a los huéspedes que llegaban a la Estancia, en casas que tienen más de cien años de historia, con la tranquilidad y comodidad de un hotel con distinción en un entorno espectacular.

Nuestros visitantes tendrán oportunidad de disfrutar de estos espacios y descansar. Numerosas fotografías de otras épocas lo transportarán hacia un pasado glorioso. Si es de su interés, podemos ofrecerle una imperdible visita guiada a la Estancia para conocer sus instalaciones. Le encantará realizar cabalgatas y excursiones o disfrutar de un asado patagónico, servicios que estarán disponibles para todos aquellos que quieran venir a disfrutar de esta inolvidable experiencia, en una verdadera Estancia de aproximadamente 101.000 hectáreas.

Dormir en casas que son patrimonio cultural único en la Patagonia es una experiencia imperdible, casas que se seguirán conservando y que quedarán como testimonio de lo que alguna vez fue una permanente y laboriosa actividad, a cargo de numerosos administradores ganaderos extranjeros y chilenos que las habitaron.

Los invitamos a disfrutar de esta alternativa…